Torrijas de licor café

Las torrijas… ¡qué buenas que están! Este dulce típico de las celebraciones de Semana Santa es muy sencillo, pero ahora bien, esta sencillez de la que parte permite “complicarlas un poquito” y elaborarlas de mil maneras, al gusto de cada uno.

Torrijas, fotografía de Tnarik Innael en Flickr

Torrijas, fotografía de Tnarik Innael en Flickr

En este caso, os dejo la receta de torrijas con un punto de licor café. Son buenísimas para aprovechar esa media barra de pan que nos ha sobrado del día anterior o acabar esa botella en la que nos queda un poco de licor café que siempre va de un lado para otro.

Aquí tenéis la receta, aproximadamente para 10 torrijas:

  • Pan del día anterior
  • 400ml leche
  • 75ml licor café
  • 80g azúcar
  • 1 palo de canela
  • 2 huevos ligeramente batidos
  • Aceite de oliva virgen, para freír
  • Azúcar y canela molida, para espolvorear

Lo primero que tenemos que hacer es aromatizar la leche. Ponemos la leche a calentar con el azúcar, la ramita de canela y el licor café. Removemos la mezcla, con cuidado de que no llegue a hervir. Una vez caliente, retiramos el palo de canela y vertemos la leche sobre un recipiente ancho y un poco profundo. La dejamos templar.

Mientras, partimos las rebanadas de pan procurando que queden un poco gruesas. Ponemos estas rebanadas en el recipiente con la leche aromatizada. A los pocos segundos les daremos la vuelta para que se impregnen perfectamente de la leche tibia por ambas caras, pero con cuidado por que si se mojan demasiado se pueden romper.

Batir ligeramente los huevos en un plato hondo. Coger las torrijas ya mojadas y rebozarlas pasándolas por los huevos batidos.

Calentar aceite de oliva en una sartén (cubriendo el fondo) y, cuando esté bien caliente, freír las torrijas hasta que estén doradas. Las iremos dejando en una fuente con papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite .

Mezclar azúcar con un poco de canela molida y espolvorearlo por encima de las torrijas.

Torrija, fotografía de César en Flickr

Torrija, fotografía de César en Flickr

Están estupendas cuando quedan con el exterior cubierto de azúcar y canela, doradas por fuera y con el centro suave y mojado por la leche aromatizada. Animaros a prepararlas, ¡no defraudarán!

Anuncios

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s