Mejillones tigre


Como el fin de semana ya está cerquita, os traigo una receta para un entrante de domingo perfecto. En mi casa nos encanta a todos, en especial a mi sobrino. La primera vez que los comí recuerdo que los preparó mi hermana mayor ¡qué buenos estaban! El sabor a mar del mejillón, el relleno cremoso gracias a la bechamel y el exterior crujiente por el rebozado los convierten en una combinación perfecta.

Mejillón de Rías Gallegas, fotografía de Prigalla en Flickr

Mejillón de Rías Gallegas, fotografía de Prigalla en Flickr

Aquí os dejo la receta de Mejillones tigre:

  • 1/2 kg de mejillones
  • 2 huevos cocidos
  • 1 hoja laurel
  • 1 vaso vino blanco
  • 4 cucharadas harina
  • 3 cucharadas de aceite O.V.E.
  • 400 ml. leche
  • Pimienta negra, sal y perejil picado
  • Para rebozar: harina, huevo y pan rallado (cantidades necesarias)

Comenzamos limpiando perfectamente los mejillones. Hay que raspar muy bien su cáscara y retirar con un cuchillo las barbas.

Ponemos una olla al fuego con la hoja de laurel y el vino blanco. Agregamos los mejillones y los dejamos cocer hasta que se abran. Los sacamos con una espumadera, reservando la carne del mejillón, las conchas y 1 vaso del agua de la cocción.

Vamos con la bechamel. En otra sartén honda calentar las 3 cucharadas de aceite de oliva. Una vez caliente, agregar las cucharadas de harina y remover con una cuchara de palo. Este paso es muy importante, debéis dejar tostar ligeramente la harina para evitar su sabor a crudo en la bechamel.  Verteremos, poco a poco y sin parar de mezclar, la leche tibia (la podéis calentar en el microondas, pero nunca fría) y el vaso de agua de cocer los mejillones. También incorporaremos los huevos cocidos picados, los mejillones troceados y espolvoreamos una pizca de pimienta negra, perejil picado y un poco de sal.

Nuestra mezcla se irá espesando, hasta el punto que empiece a burbujear ligeramente y se “separe” de las pareces de la sartén, momento en el que la podemos retirarla del fuego. Dejamos templar un poco la masa y con ella rellenamos las conchas de los mejillones. Cuando los mejillones estén rellenos y acabemos toda la masa los dejarlos reposar refrigerados hasta que la masa endurezca un poco.

Pasar los mejillones, con cuidado, por harina, huevo batido y pan rallado (en este orden). Preparar una cazuela con abundante aceite y, cuando esté caliente, freír nuestros mejillones tigre. Primero los doraremos por la parte exterior y, una vez hechos, les daremos la vuelta para dorar la parte del relleno. Ir colocándolos sobre papel absorbente. Servirlos templados, acompañados de un buen vino blanco… Albariño, por supuesto.

Buen provecho!!

SUBIR AL COMIENZO DE LA RECETA

Anuncios

One comment

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s