Milhojas de mascarpone al café

Fotografía de Georges Seguin

Fotografía de Georges Seguin

Mayo y Junio prometen ser unos meses complicados para poder publicar con regularidad, espero ir poco a poco cogiendo rutina y conseguir al menos publicar una entrada por semana… Pero vamos “al lío”.

Cuando en una comida traen las típicas bandejas de pasteles de la pastelería siempre elijo primero los milhojas (en realidad me gustan todos… pero son por los que empiezo jeje). Me encanta el contraste del crujiente del hojaldre con la suavidad de la crema pastelera. Así, se me ocurrió este postre muy fácil y con el que quedar estupendamente si  vienen invitados o, simplemente, uno se quiere dar un capricho dulce sin pasar mucho trabajo.

En este sencillo milhojas de mascarpone al café está otra vez presente el licor café, para darle un toque al relleno. Lo se, soy una pesada con este licor jeje. Fresco en chupito está muy bueno, pero es que se le puede sacar tanto partido en la repostería que es una pena no usarlo.

Como siempre, espero que os guste 😉 . Aquí os dejo la receta:

Milhojas de mascarpone al café

  • 500g queso Marcarpone
  • 60g azúcar glass
  • 1 sobre de azúcar avainillado (8g)
  • 3 cucharaditas de café soluble
  • 20ml de licor de café (1 cucharada)
  • 1 base de hojaldre
  • Nutella

En un bol batimos ligeramente el queso mascarpone con el azúcar glass, el azúcar avainillado y el café soluble hasta integrarlos. Incorporamos el licor café y volvemos a batir un poco.

Vertemos la mezcla en una manga pastelera y la reservamos refrigerada unos 30 minutos.

Mientras, precalentamos el horno a 180ºC. Cogemos la base de hojaldre y recortamos rectángulos del tamaño que deseemos que tenga nuestro postre. En mi caso, los hice individuales así que recorté rectángulos no muy grandes y conté 3 rectángulos por persona. Cubrimos la bandeja del horno con papel vegetal y vamos colocando el hojaldre ya recortado sobre él. Lo pinchamos bien con un tenedor y lo horneamos hasta que esté ligeramente dorado. Lo sacamos del horno y lo dejamos templar.

Cogemos uno de los rectángulos de hojaldre y untamos en su superficie una cucharada de Nutella (la podéis calentar en el microondas unos segundos para que sea más fácil untarla). Con la ayuda de la manga pastelera vamos haciendo bolitas sobre esa capa de Nutella. Colocamos otro hojaldre sobre el mascarpone al café y volvemos a repartir la misma operación: le untamos una cucharada de Nutella y, encima de ésta, otra poca crema con la manga pastelera. Tapamos con otro rectángulo de hojaldre. En mi caso he utilizado 3 rectángulos de hojaldre, pero podéis hacer tantas capas como queráis.

Los refrigeramos hasta servir, momento en el que podemos espolvorearles un poco de azúcar glass, cacao en polvo o unas lascas de chocolate blanco.

SUBIR AL COMIENZO DE LA RECETA

Anuncios

2 comments

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s